¿Cómo hacer que tus hijos aprendan el valor del dinero?

Cuando éramos niños, nuestros padres nos daban cada domingo o cada cierto tiempo un poco de dinero para  guardarlo y después, gastar ese ahorro en algo de nuestro agrado: un juguete, un dulce o una entrada al cine.

Ahora que somos adultos, esto se transformó en un hábito que nos aseguran un “guardadito” y que además, nos ayuda a redirigir esos gastos hormiga que nos impiden llegar a nuestras metas financieras para convertirlas en dinero que se puede aprovechar de una mejor forma.

Y con la llegada de los hijos, lo ideal es que aprendan a tomar decisiones financieras desde que son pequeños y que conozcan el verdadero valor del dinero. Así, en el futuro, podrán aprovechar y administrar el resultado de sus esfuerzos.

Por ello, enseñar a los niños a medir su gasto monetario de forma sensata es parte de la educación inicial. Aprender como padres a darles a nuestros hijos lo que necesitan y no lo que no tuvimos cuando estábamos pequeños es la mejor vía para evitar actitudes consumistas.

Hacer responsables desde pequeños a los niños sobre el uso que le dan a su domingo les enseñará a ver que el dinero es limitado, que no debe perderlo y al contrario, debe aprender a usarlo sabiamente.

Ayudarles en esa experiencia es parte de nuestra responsabilidad como padres: pero no todo tiene que sonar como un regaño, al contrario, la educación financiera puede ser muy divertida y lúdica para que tus hijos jamás olviden sus primeras lecciones de economía financiera en el hogar.

Primeros pasos

Mostrarles a tus hijos qué el dinero no se trata solo de darles un domingo y ayudarles a administrar ese ahorro semanal.

Enseñarles a valorar el dinero es el plus de una educación financiera temprana que encause a tus hijos hacia una buena administración de su dinero y que tampoco los transforme en adultos tacaños o interesados.

Para lograr ese objetivo, debes conocer cómo pueden ser la forma ideal de inculcar el valor del dinero en tus pequeños dependiendo su edad.

Por ello, vamos a identificar las mejores estrategias por edades para que tus hijos comprendan por qué es importante valorar el dinero y de qué forma lo pueden hacer rendir al máximo.

Cada etapa está relacionada con sus aptitudes y el comportamiento que tienen en determinada edad. Estos son dos factores que te ayudarán a buscar un camino para desarrollar habilidades financieras que les ayudarán en su vida adulta.

  • Edades entre los 3 a 5 años

Durante esta etapa, es fundamental inculcar en los niños las primeras bases del valor del dinero a través de actividades que les ayuden a concentrarse, a seguir instrucciones y resolver problemas sencillos.

En este momento, pasan por la etapa del preescolar y los juegos son herramientas que alimentan su aprendizaje.

Este es un buen momento para que aprendan a planificar, a esperar las cosas que les gustaría tener y a terminar todo lo que empiezan.

Estas habilidades no solo les sirven para aprender a manejar su dinero; también les sirve para adaptarse a todos los cambios que les esperan en la vida adulta.

Algunas actividades que te pueden ayudar a desarrollar estas habilidades en tus pequeños, son:

  • Ayudarlos a ocupar su atención en actividades de larga duración
  • Comenzar a darles reglas que deben seguir así como las expectativas que se tienen de esas órdenes
  • Aplicación de nuevos aprendizajes en diferentes situaciones
  • Enseñarlos a pensar antes de actuar
  • Tener paciencia para cosas que realmente quieren 
  • Resolver problemas con base en el razonamiento
  • Entender como padres que nuestros pequeños se están adaptando a nuevos cambios
  • Distinción entre monedas, billetes y sus diferentes valores
  • Edades entre los 6 y 12 años

A esta edad, los niños comienzan a interactuar un poco más con el dinero y todo lo que gira alrededor de él. Hacen muchas preguntas y están muy receptivos a la forma en como tu gastas el dinero y lo administras.

Lo recomendable en esta etapa es ayudar a su entendimiento sobre el valor del dinero y sobre conceptos como el deseo y las necesidades básicas.

A través de algunas normas y hábitos, pueden comenzar a pensar en maneras de ahorrar su dinero y fijar cómo lo gastan y en qué. La formación de los valores también comienza a formarse en esta etapa.

De forma que ayudes a tus hijos a seguir con su educación financiera, puedes hacer uso de las siguientes estrategias:

  • Comparte cuales son tus fortalezas y cómo las aplicas para mejorar tus finanzas y las de la familia
  • Comenta con tus hijos aquellos valores y comportamientos positivos que pueden guiar su educación financiera
  • Dirige su camino para mejorar su forma de ganar dinero y guíalos para hacer planes con su dinero. Incluso si le ayudas a través de una meta para ahorrar, puedes empoderarlos para que tomen buenas decisiones.
  • Señala cómo obtener ayuda para mantenerte informado sobre tus dudas en cuanto a tus finanzas y comparte con ellos cómo estás mejorando y manteniendo la estabilidad financiera de tu familia.
  • Edades entre los 13 y los 21 años

Al tomar sus propias decisiones financieras, los jóvenes y adultos jóvenes comienzan a poner en práctica todo lo que aprendieron durante sus primeros años.

Ahora pueden tomar decisiones con respecto a su dinero e incluso pueden ganárselo por cuenta propia en pequeños trabajos.

Esta primera experiencia laboral les permitirá experimentar las consecuencias de sus decisiones y hacer reflexiones sobre lo que mejor deben hacer cuando de su dinero se trata. Los planes sobre su futuro académico y laboral comienzan a hacerse presentes.

Esta es una etapa que tu puedes disfrutar junto a tu hijo o hija apoyándolos a través de las siguientes acciones de valor:

  • Ayúdales a obtener la información financiera que necesitan para comenzar a tomar decisiones más serias en este aspecto y así, puedan actuar de la mejor forma.
  • Comienza a dividir tareas financieras para terminar de definir sus habilidades aprendidas.
  • Brindar oportunidades a los niños para practicar sus habilidades financieras y estrategias para tomar decisiones, proporcionando menos dirección u orientación a medida que aumentan su comprensión y habilidades.
  • Deja que experimenten las consecuencias de sus decisiones financieras y piensen acerca de esas nuevas experiencias.

Enseñar a los niños sobre el valor del dinero no se trata sólo de abrirles una cuenta e ir metiendo de vez en cuando un poco de capital para que sepan que tienen ahorros.

Se trata de enseñarles a valorar esos ahorros, a ganarse los privilegios y que sean parte de las tareas de la casa para que entiendan un poco más sobre el valor del dinero.

Recuerda que la mejor estrategia es dar un buen ejemplo. Si tu tienes habilidades financieras, te será muy familiar todo este proceso de aprendizaje. Los niños son muy inteligentes y lo mejor que puedes hacer es estimular sus capacidades y habilidades a través del valor del dinero.

Hazles saber que el dinero no es bueno ni es malo, todo está en tener claras sus prioridades y demostrarles confianza siempre para que en el futuro, ellos, también la tengan.

Descubre por qué debes planificar tu economía familiar

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario