Cómo lograr que tu sueldo de maestro sobreviva a los gastos familiares

Tags: ahorro, dinero

Si existe una persona experta en administrar adecuadamente los recursos de un hogar y de una familia, es la mamá. Pero la pregunta es ¿cómo aprenden a hacerlo?

Puede creerse que se trata de un don nato, sin embargo hay ciertas circunstancias -como estar a cargo de un hogar- que obligan a leer e investigar un poco más acerca de la administración del sueldo.

Una de las principales razones para aprender a administrar el dinero,  es que los sueldos que perciben los miembros de las instituciones educativas en el país en general son bajos.

Y  si bien tener un sueldo modesto puede parecer un impedimento para administrar las finanzas personales, haciendo uso inteligente del dinero, lo lograrás.

Cambio de perspectiva

Lo que necesitas es comenzar a aplicar nuevas estrategias de inversión utilizando tu sueldo y ser observadora para detectar las pérdidas de efectivo que puedan haber.

Algunas de las estrategias que puedes aplicar para hacer que tu sueldo rinda y toda la familia pueda disfrutar de sus beneficios son muy sencillas.

En realidad sólo debes poner un poco de atención a las actividades diarias, a veces muchas de ellas son las que causan pérdidas y hacen parecer que el dinero no alcanza.

Te presentamos 5 increíbles y sencillos consejos para hacer rendir tu sueldo y que sobrevivas a los gastos familiares:

1.-Prioridad en los gastos

Todos debemos entender que los gastos tienen distinta importancia entre ellos.

Resulta lógico pensar que es más importante comprar la despensa mensual que ir de paseo un fin de semana, aunque también se debe analizar y tener en cuenta que la despensa es necesaria, pero existen productos que puedes excluir de la lista y no pasa nada.

Siempre ten actualizada una lista en donde describas los productos altamente indispensables de tu despensa, seguidos por  los que consideres necesarios (aunque no indispensables) y al último menciona los que puedes dejar para después o eliminarlos por completo.

2.-Reduce y reutiliza

Es casi como aplicar la ley de las 3R’s (reducir, reciclar y reutilizar) sólo que aquí es necesario utilizar únicamente dos.

Al decir que debes reducir,  nos referimos a algunos aspectos como el uso de algunos servicios, por ejemplo, la luz eléctrica: si desconectas los aparatos mientras no están en uso, seguramente el recibo llegará por un monto menor.

En cuanto a reutilizar sobran ejemplos, algunos de ellos pueden ser los libros escolares, la ropa, los materiales de la escuela, entre otros.

Tener dos o más hijos es siempre la posibilidad perfecta para reutilizar objetos y sacarles su máximo provecho.

3.-Optimiza tus recursos

Aún cuando vivimos en una época donde los productos tienen una corta fecha de caducidad, existen otros que todavía son vigentes y están hechos con calidad perdurable. ¡Aprende a distinguirlos!

Seguramente muchos de ellos los tienes en casa y es mejor conservarlos hasta su fin que cambiarlos por uno nuevo que durarán poco tiempo.

Algunos dispositivos como los celulares, no es necesario cambiarlos cada año y endeudarte constantemente sólo para tener “algo mejor”.

Lo correcto es que cada producto que adquieras lo utilices hasta que su tiempo de vida termine.

4.-Busca dinero extra

Una posibilidad es a través de realizar tareas extras dentro de la comunidad.

Seguramente entre tus amistades habrá oportunidad de ayudarles en algo y recibir un ingreso extra. No importa que sea mínimo, recuerda que todo suma.

Otra posibilidad es obteniendo un crédito con una institución crediticia mediante un convenio con la escuela donde laboras.

Muchas organizaciones gubernamentales cuentan con ellos para beneficiar a sus trabajadores. Investiga los requisitos y comienza a planear el objetivo de tu préstamo.

5.-Elige el mejor lugar para hacer tus compras

Las mejores compras tienen dos características: la primera es que deben hacerte feliz porque la necesitabas o la deseabas; la segunda es que deben estar hechas bajo la comparación de todas las posibilidades a tu alcance en el mercado.

Es importante que antes de decidirte a comprar en algún lado, verifiques antes los precios de la competencia.

Seguramente podrás encontrar el mismo producto y con precios que sean aún más convenientes para tu bolsillo.

Administrar adecuadamente tus ingresos y lograr tener un colchoncito, es posible tomando en consideración los detalles, pero si aún así requieres dinero para solventar una emergencia o implementar algún proyecto personal, Credifiel está para apoyarte.

En Credifiel otorgamos préstamos a los trabajadores de instituciones de gobierno con quienes tenemos convenio a lo largo y ancho del país.

Llámanos para aclarar tus dudas y saber si eres candidato para recibir el crédito.

El trámite es muy sencillo y no necesitamos buscarte en el buró de crédito. Ahora es mucho más sencillo administrar tus gastos familiares.

El paso a paso para obtener el crédito inmediato que necesitas para cumplir tus sueños

Los mejores tips en tu mail