¿Cómo ahorrar mientras sigues gastando?

Ahorrar, un verbo que genera muchas charlas y discusiones. Ahorrar, es un buen hábito que se cultiva, y que, al cosecharse a mediano o largo plazo, da resultados increíbles, con beneficios inimaginables.

Por supuesto, ahorrar es uno de los hábitos que entre más pronto adoptemos, mejor. Nadie discute los múltiples beneficios de guardar un poco de nuestro ingreso para el futuro, con un objetivo en la mira o para obtener estabilidad económica.

El ABC de las finanzas familiares

Sin embargo, uno de los puntos de quiebre cuando hablamos de ahorrar, es que no se puede hacer esto mientras seguimos haciendo gastos; pues se tiene la idea de que el acto de ahorrar, es sólo apilar el dinero en una cuenta y mantenerlo estancado.

Pues bueno, a pesar de ser la manera más común, actualmente esta se está dejando de creer que la acumulación de fondos es el método más efectivo de ahorro.

Muchas personas han comenzado (y con éxito) a no dejar de acumular sus fondos para así poder ahorrar mientras le siguen sacando el máximo provecho a su capital pero, ¿Cómo es que lo logran? en el siguiente artículo te enlistamos algunos consejos.

Ahorrar mientras gastas, ¿es posible?

art-02-Ahorrar-mientras-gastas

Siguiendo con ejemplos un tanto caricaturescos, muchas personas visualizan sus ahorros como un barco, en el cual está su capital, mientras que los gastos son torpedos que perforan el casco del barco y lo sumergen en el temido y profundo “mar de las deudas”.

Pero ¿y si hacemos de nuestro barco un submarino, capaz de poder “sumergirse” en ciertos gastos sin riesgo a terminar en el abismo? aquí algunos ejemplos de cómo hacer de tu “barco de ahorros” un “gran submarino”.

1. Investiguemos y compremos, de manera inteligente

art-03-Investiguemos-y-compremos-de-manera-inteligente

Cuando se desea gastar y ahorrar, se debe adoptar el compromiso de no consumir en tiendas con precios altos, si vamos a comprar ropa, consideremos que tal vez no podamos ir a nuestra tienda de preferencia, recordemos que podemos gastar, no despilfarrar mientras ahorramos.

Esto, lejos de ser una limitante, nos puede traer muchísimos beneficios, ya que podemos explorar otras opciones y alternativas por que no conocíamos antes de decidir recortar un poco los gastos; lo que puede ayudarnos a encontrar una alternativa mucho más económica y de una calidad igual o superior.

2. Hagamos las compras con diligencia

art-04-Hagamos-las-compras-con-diligencia

Al momento de hacer las compras no debemos tener reservas cuando tengamos que hacer el pago de lo que nos llevamos, esto ya que los artículos que llevamos en el carrito son aquellos con los que podremos prepararnos para el resto de la semana. Eso sí, es importante sólo llevar lo indispensable, dejando los gustos y caprichos de lado.

Al comprar sólo lo necesario, podremos sacarle todo el provecho y con ello, evitaremos hacer compras de emergencia, las cuales, sí suponen un riesgo para nuestro “submarino del ahorro”.

Por ejemplo, al hacer la despensa, adquiramos productos que nos den un buen rendimiento, en cuestión de comestibles, es buena idea comprar todo lo necesario para preparar la comida de toda la semana, así, no gastaremos en comprar comida fuera de casa.

3. Consideremos la opción de un préstamo

art-05-Consideremos-la-opcion-de-un-prestamo

Puede leerse paradójico, pero en realidad no lo es. Al momento de solicitar un crédito que se ajuste a nuestras posibilidades, estamos haciendo que nuestros ahorros, además de destinarlos a una inversión, crezcan.

Cuando un submarino se sumerge, deja entrar una cantidad de agua en su interior, sin embargo, la clave para que no se hunda por completo, está en dejar entrar la cantidad exacta de agua. Así debería ser también al momento de solicitar un préstamo.

Consideremos hacer gastos mientras ahorramos, consideremos Credifiel

Claro está, mientras ahorramos debemos de manejar con mucho cuidado nuestras finanzas, los excesos siempre traen problemas. Así que, mientras nuestros gastos no excedan de la cantidad que estamos destinando a ahorrar, es una buena señal.

Es por ello que, Credifiel, ofrece una atractiva oferta de créditos con plazos preferenciales para personas que se desempeñen en el sector público, trabajen en PEMEX, son jubilados o pensionados y desean cumplir sus sueños, sin preocupaciones, y dedicando tiempo a su familia.

Solicita tu crédito

 

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario