Impresiona a tus invitados con un menú exquisito y económico

La cena de Navidad es uno de los momentos más importantes en las fiestas decembrinas, ya que las familias aprovechan esta ocasión para reunirse a convivir.

Sin embargo, en algunas ocasiones la cena puede significar un desembolso considerable de dinero, sobre todo cuando no se cuenta con experiencia realizando este tipo de eventos.

Ahorra en la cena navideña con estos sencillos pasos, harán que este evento no se vuelva complicado y puedas aprovechar al máximo tu dinero.

Confirma la asistencia de tus invitados

La mejor forma de saber cuánto costará tu cena de Navidad es confirmando la asistencia de tus invitados, para saber cuánto dinero debes invertir en alimentos, bebidas y espacio.

Para esto, ya no es necesario recurrir a las tradicionales invitaciones de papel: aprovecha las ventajas que ofrecen las redes sociales para que puedas organizar tu cena.

Ya sea con un evento en Facebook o un grupo de WhatsApp, confirma quiénes de tus invitados asistirán y ahorra en la cena navideña.

Establece tu presupuesto

Una vez que sepas cuántas personas asistirán a tu cena, lo siguiente será organizar el presupuesto de la misma.

Basta con que elabores una lista de todos los ingredientes y las cantidades que usarás en la preparación de los alimentos.

En cuanto tengas ya la lista con todo lo que vas a necesitar, calcula cuánto vale cada producto o ingrediente y haz la suma del total para obtener el presupuesto que necesitarás.

Aunque no sea exacto, un presupuesto aproximado te puede dar una idea del dinero que deberás invertir.

Lo principal es no salirte de ese presupuesto para no hacer compras innecesarias.

Puedes pedir ayuda a tus invitados

Preparar la cena navideña puede ser más sencillo si te organizas con tus invitados.

No se trata de que les cobres el costo del platillo que sirves: simplemente puedes pedirles que traigan algún platillo para complementar la cena.

Usa ingredientes que no sean tan caros

Durante diciembre, el precio del pavo o de los mariscos suele aumentar un poco debido a la fecha. Con esto en mente no es mala idea encontrar ingredientes que puedan reemplazar a los tradicionales.

Por ejemplo, en vez de un pavo relleno, la cena puede ser pollo relleno o pato. Y para no utilizar cordero en algunos platillos, la pierna de cerdo al horno puede ser de gran ayuda.

El mismo principio puede aplicarse a las bebidas: la sidra es un excelente reemplazo del champagne o el vino.

Ten en cuenta que lo que importa es brindar con los seres queridos, no con que se brinda.

Nunca vayas al súper sin antes investigar

Ahorra en la cena navideña tomando precauciones simples, por ejemplo, no ir al súper sin antes haber revisado las ofertas.

Algo que te puede ayudar con eso es revisar los catálogos de promociones que los diferentes supermercados ofrecen en estas fechas.

En ellos no solo vienen descuentos en artículos, sino también en los ingredientes que necesitas para la cena de navidad.

De preferencia, dale un vistazo a los catálogos de promociones de tres diferentes supermercados, para que puedas comparar y saber en dónde rendirá más tu dinero.

Tutoriales en internet

¿Pensabas comprar alguno de los platillos de la cena porque no lo sabes preparar?

Actualmente hay muchos tutoriales en internet sobre cómo cocinar, lo que hace que cualquiera pueda preparar el platillo que se le antoje.

En plataformas como Youtube existen diferentes canales dedicados a la preparación de alimentos. Solo debes elegir tu favorito y perder el miedo a hacer cosas nuevas.

Usa la tecnología para ahorrar

Existen diferentes apps que pueden ayudar a la gente a organizar sus finanzas, sobre todo en esta época.

Aplicaciones como Dollar Bird, que además es gratuita para usuarios de Android e iOS, pueden darle orden a los gastos del día a día de sus usuarios.

Al estar basada en el calendario disponible en el smartphone, la aplicación te permite introducir un presupuesto inicial y a medida que se van anotando los gastos diarios, se va descontando el dinero del presupuesto.

Visita los mercados locales

En los mercados locales o tianguis muchas veces son los productores los que llevan a vender sus mercancías.

Esto hace que el precio de los productos en estos lugares sea más bajo que en los supermercados, por lo que son un buen lugar para conseguir algunos de los ingredientes.

El recalentado al rescate

Dado que la cena navideña es una comida que se prepara una vez al año, ésta suele ser abundante, por lo que siempre termina sobrando.

Ahorra en la cena navideña aprovechando el recalentado y organízate para que éste se pueda distribuir en la comida de la semana, en vez de ingerirlo todo al día siguiente de la cena, para sacarle mayor provecho.

Conoce las 30 ideas buenas bonitas y baratas para regalos navideños

 

Los mejores tips en tu mail