Cómo crear un apoyo familiar sin afectar tu liquidez

¿Por qué llegan los momentos difíciles a los bolsillos de las familias? ¿Se podrá evitar caer en circunstancias como éstas? Las finanzas son un tema que para muchos resulta intocable, para otros es apasionante y para otros tantos es todo un reto lograr una estabilidad financiera. Pero recordemos que sólo las personas que se atreven son quienes logran superar los obstáculos.

La estabilidad financiera es uno de los temas sociales y políticos que no nada más dependen de las familias, es decir, muy cierto es que la administración y la confianza juegan un papel determinante como factor interno, sin embargo, la economía del país es algo que no se puede controlar y que impacta de forma directa en las finanzas personales y familiares.

Entonces, ¿Cómo hacer frente a las épocas difíciles? Si bien estos momentos no se pueden predecir, si se puede estar medianamente preparado para ellos a través de un plan de apoyo familiar que contemple los factores internos y externos, es más o menos como pensar en un plan A y un plan B. Veamos algunas recomendaciones para crear un plan para apoyar a tu familia en épocas difíciles:

Factores internos:

Mantén alejado al corazón de la razón: No existe un factor interno más controlable que éste. Es normal que en tiempos difíciles las emociones negativas comiencen a llegar, pero para encontrar una solución debes pensar con la razón y no permitir que el corazón domine la situación.

Define un fondo para cualquier emergencia: Las emergencias no las podemos controlar, lo que sí podemos hacer es un fondo de ahorro. No se trata de ahorrar por siempre para “cualquier emergencia”. Lo que se debe hacer es mantener un ahorro mínimo que cubra las necesidades actuales por un periodo de 3 meses, así podrás estar cubierto en cualquier eventualidad.

Piensa a corto y largo plazo: Esto te dará la oportunidad de tener planes para ambos momentos de la vida. Por un lado, pensar a corto plazo te ayuda a planear tus próximas decisiones y será mucho más fácil hacerlo cuando ya tienes también un plan a largo plazo. Algo muy importante es que los problemas financieros presentes no tienen porqué afectar los futuros sino todo lo contrario, con base en el futuro debes saber si tus decisiones presentes te acercan o te alejan, en caso de que te estén alejando entonces debes replantear el plan.

Factores externos:

Observa las áreas de oportunidad: Las épocas difíciles no llegan de la misma manera para todos y aunque el cielo se comience a tornar algo oscuro, si eres un poco observador puedes pensar en un plan B para apoyar a tu familia. Muchas veces creemos que en éstas épocas la dificultad es para todos y entonces no hay solución, pero quiero informarte que sí la hay, sólo debes mirar y poner atención en ver las áreas de oportunidad en donde un negocio puede ser la solución a nuevas necesidades.

Y la lista puede continuar de manera interminable. Cuando analices los factores internos seguramente encontrarás muchos y las soluciones pueden ser muy sencillas, lo más importante es tomar el poder de la acción. En cuanto a los factores externos, aquí no podrás influir de forma directa, por ejemplo en el precio del dólar, pero también son estos momentos los que deciden el futuro de las economías y los reacomodos siempre significan oportunidades para quienes las saben ver.La guía ideal para apoyar a tu familia sin afectar tu liquidez

Los mejores tips en tu mail

Deja un comentario