8 cosas que debes saber para emprender

Tags: emprender, tips de emprendedores

Emprender tu propio negocio es una tarea de valientes que no solo requiere de las ganas de hacerlo, también del conocimiento adecuado.

Si ya cuentas con las voluntad para emprender, pero sientes que te faltan los conocimientos necesarios, haz llegado al lugar correcto para informarte.

Te presentamos las ocho cosas que debes saber sí o sí para emprender un negocio: desde consejos de vida hasta dónde comenzar económicamente.

No te saltes ningún consejo: te aseguramos que todos te serán de utilidad.

1. Tendrás altas y bajas

art-02-Tendras-altas-y-bajas

Como bien dicen por ahí: el no ya lo tienes, así que lo único que te queda es ir por el sí a como dé lugar, no importan las veces que fracases en el intento.

Ya sea que quieras abrir una tienda de abarrotes, comenzar una tienda en línea o traer un producto nunca antes visto en el mercado, el comienzo casi siempre traerá altas y bajas.

Ten esto en mente y prepárate con la mejor disposición de ánimo, tomando las lecciones que vengan con tolerancia y aprendiendo de los baches.

2. Investiga el mercado

art-03-Investiga-el-mercado

Cuando hablamos de mercado hacemos referencia al área de negocio donde deseas emprender.

Por ejemplo, digamos que quieres abrir una zapatería.

Hay miles de zapaterías en el mercado, por lo tanto, tu misión antes de emprender es investigar las tendencias alrededor de este nicho.

Obtén respuestas sobre cuáles son las últimas tendencias en zapatos, qué prefieren los clientes, cuántos y quiénes son los mejores proveedores disponibles… Recuerda, la información es poder.

3. El cliente SÍ es primero

art-04-El-cliente-Si-es-primero

La clave del éxito para emprender es tener en claro un par de cosas: el tipo de cliente al que vas dirigido y que sus deseos deben ser cumplidos sí o sí.

En el mundo de la mercadotecnia, a los clientes se les llama público objetivo.

Esto significa que debes saber cuáles son sus necesidades, qué es lo que están buscando y cómo les gusta ser atendidos.

Al tener en claro esto, podrás afinar la clase de productos y servicios que quieres o puedes ofrecer en tu negocio.

Volviendo al ejemplo de la zapatería: si tus clientes son en su mayoría jóvenes de 20 a 30 años, seguramente no les interesan los zapatos ortopédicos, ¿o sí?

4. Forma un plan de negocio

art-05-Forma-un-plan-de-negocio

Tomando en cuenta que esta es tu primera vez en el mundo del emprendimiento, tienes que ser paciente y pensar que estás en la casilla uno.

Y para salir de la casilla uno y llegar a la meta es necesario que tengas un plan de negocio bien estructurado.

Cuando hablamos de plan de negocio nos referimos a una descripción a detalle sobre qué es lo que quieres hacer, cómo lo vas a llevar a cabo y los tiempos en los que vas a desarrollarlo.

5. Serás tu propio jefe y empleado

art-06-Seras-tu-propio-jefe-y-empleado

Al emprender, la responsabilidad del éxito de tu negocio es completamente tuya: ya no hay un superior con el cual quejarse si las cosas salen mal.

Te recomendamos que al principio de tu negocio, te limites a trabajarlo tu mismo o bien, tengas solo un par de empleados.

La razón es bien sencilla: el dinero que tengas disponible para tu negocio, debe ser invertido precisamente en lo necesario.

Hablamos de cosas como material, locación, pago de servicios, etcétera.

Una vez que ya estés bien cimentado, lo cual sabrás por los ingresos que estés generando, será tiempo de incluir a más personas en tu negocio.

6. Dile adiós al tiempo libre

art-07-Dile-adios-al-tiempo-libre

Cuando entras al mundo del emprendimiento, el tiempo realmente es oro, sobre todo si a la par combinas tu nuevo negocio con tu empleo actual.

Por lo tanto, deberás procurar invertir la mayoría de tu tiempo libre en el crecimiento de tu negocio.

Claro, también es importante que cuentes con momentos de distracción, si no corres el riesgo de frustrarte al balancear trabajo y negocio propio.

La clave está en que tengas un buen manejo de tus tiempos: decide qué es prioritario y qué no.

7. Sé el portavoz de tu negocio

art-08-Se-el-portavoz-de-tu-negocio

Lo ideal es que cuentes con presupuesto suficiente para pagar la publicidad de tu nuevo negocio, sin embargo, tú debes ser el mejor representante.

¿A qué nos referimos? Muy sencillo: como el dueño de tu negocio, debes actuar como un anuncio viviente del mismo.

No se limita a que lo promociones con familiares y amigos: esa es la parte sencilla.

Lo que debes hacer es asistir a eventos relacionados, formar buenas relaciones con los proveedores y sobre todo, ver siempre las necesidades de tus clientes, de ser posible, anticiparlas.

8. Adapta los cambios necesarios

art-09-Adapta-los-cambios-necesarios

El que tengas un plan de negocio definido, el tipo de clientes que necesitas y hasta una estrategia de ventas no es garantía de nada.

Todos los emprendedores saben que al iniciar un negocio, lo único seguro es que habrá cambios qué hacer en el camino.

Esto no significa que lo que hayas planeado esté mal, simplemente es signo de que los negocios y las necesidades de los clientes cambian constantemente.

Por eso es importante que tú cuentes con toda la voluntad de adaptar los cambios que sean necesarios.

Volviendo al ejemplo de la zapatería, quizás unos zapatos que pensaste serían un éxito no lo fueron, pero otro par sí y ahora tienes que invertir más en ellos.

Invierte en un crédito y comienza tu negocio

art-10-Invierte-en-un-credito-y-comienza-tu-negocio

Ahora que tienes toda esta información en tus manos, es momento que pongas manos a la obra y te lances de lleno a emprender.

Antes de solicitar un crédito, debes tener muy en claro la cantidad que necesitas para emprender tu negocio, por eso la necesidad de tener ya escrito tu plan de negocio.

Te recomendamos que dentro del plan de negocio, tengas todo perfectamente presupuestado.

Esto significa desde cuánto necesitas para la renta o venta del local, para la compra del producto o servicio a vender, el pago de servicios, etcétera.

En Credifiel estamos listos para apoyarte

null

Contamos con una gran variedad de créditos pensados en tus necesidades y de acuerdo al sector al que pertenezcas.

Nos distinguimos por ser la mejor empresa en México de préstamos personales vía nómina o domiciliación.

Nuestros trámites no tienen costo alguno, es decir, son completamente gratuitos y contamos con asesores para despejar todas tus dudas.

Otorgamos créditos que van desde los 2 mil pesos hasta los 250 mil pesos.

El tiempo de respuesta para saber si tu solicitud fue aprobada es de máximo 48 horas, para tu mayor comodidad.

Tenemos plazos de pago que van desde 1 a 5 años para créditos vía nómina, dependiendo la dependencia en la que labores y para domiciliación hasta 18 meses.

Nuestro principal requisito es muy sencillo: solo necesita estar trabajando o ser jubilado o pensionado de alguna dependencia gubernamental.

Si ya lo eres, es cuestión de que llenes tu solicitud de crédito, tengas un comprobante de domicilio no mayor a 3 meses, copia de INE vigente, 3 últimos talones de pago y un estado de cuenta impreso por el banco.

¡No esperes más y cumple tu objetivo de ser un emprendedor con la ayuda de Credifiel!

Guia para administrar tu micronegocio

 

 

 

Los mejores tips en tu mail